Blanqueamiento dental: el comienzo de tu nueva sonrisa

Sabemos que la primera impresión es importante, por eso, cuando las personas tienen una boca más brillante, tienden a sonreír más y a ganar más confianza en cualquier ámbito. 

Una cuestión cultural

¿Por qué vemos a las personas más guapas cuando tienen los dientes más blancos? Igual nunca te habías hecho esta pregunta porque es algo a lo que nos hemos acostumbrado. Lo cierto es que se trata de una cuestión cultural y que viene de muy lejos. 

 

Ya en la prehistoria, unos buenos caninos grandes y blancos eran símbolo de poder y belleza. Otro dato curioso es que, en la antigua China Imperial, cuando una mujer quedaba viuda oscurecía sus dientes para “perder” su belleza. 

 

Lo que es innegable es que unos dientes blancos son símbolo de belleza, por ello, desde hace más de cien años, se realizan tratamientos para conseguir este ansiado color en nuestra dentadura que a veces puede enturbiado por el consumo de sustancias como el tabaco y el café o simplemente por una cuestión genética.

Un siglo de evolución del blanqueamiento

Como en todo, los inicios no fueron un camino de rosas. Los procedimientos que se usaban en 1877 cumplían su función pero tenían grandes desventajas, donde las altas concentraciones de producto junto con la luz de alta intensidad o bajo calor provocaban una gran irritación durante el proceso. Además, el diente se calentaba en exceso, causando cambios en la estructura del diente entre otros problemas.

 

Eso sí, 100 años dan para mucho y con el tiempo, igual que todo, las técnicas y los productos fueron mejorando hasta el día de hoy. 

 

A día de hoy la seguridad y la eficiencia de los blanqueamiento dentales que se realizan por especialistas han posicionado este tratamiento como la mejora estética más demandada para los dientes.

Una gran oferta en el mercado

La demanda de dientes blancos ha provocado un aumento en la oferta de `kits´ y productos blanqueadores, donde se prometen dientes más blancos desde la comodidad del hogar a un precio bastante asequible. 

 

¿Cuál es el problema de estos procedimientos que vemos cada rato anunciados en la tele?

 

Pues que, por ley, la concentración de peróxido de hidrógeno (del que hablaremos después) no puede ser superior a 0,1, y siento decírtelo así pero la publicidad no te dice que apenas son eficaces. 

 

Todo esto significa que, si queremos conseguir los resultados esperados, el blanqueamiento dental debe ser supervisado y realizado por un especialista.

El proceso del blanqueamiento dental Láser o LED

 

En Titanium Dental apostamos por el blanqueamiento dental Láser o LED, un procedimiento de aproximadamente una hora que eliminar de forma eficaz el color amarillo de los dientes o las manchas que aparecen a lo largo de los años por malos hábitos o por el consumo de ciertos alimentos y bebidas.

 

Las fases del proceso: 

 

  1. Lo primero de todo es comprobar que no existe ninguna enfermedad bucodental que pueda interferir en el tratamiento.

 

  1. En segundo lugar se realiza un limpieza dental en profundidad
  2. Se aplica un gel blanqueador de peróxido de hidrógeno en el arco completo
  3. Este gel se activa por medio del contacto con una luz láser, provocando una reacción que blanquea los dientes mediante la liberación de oxígeno

 

Todo esto se realiza en nuestras consultas por medio de 3 ciclos de unos 15 minutos cada uno.

Una sonrisa más blanca sin letra pequeña

Como decíamos más arriba, atrás quedan los desagradables efectos que causaban los primeros tratamientos. Gracias a nuestros profesionales, podrás tener una sonrisa de Hollywood sin dolor, desgaste ni debilitación de tus dientes. 

 

¿Te animas a cumplir tu sueño con nosotros? 

Si te interesa este tema, no te pierdas estos posts de nuestro blog: 

Los riesgos del blanqueamiento con productos blanqueantes sin control

Tipos y tratamientos de blanqueamiento dental

 

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email