¿Qué causa la sensibilidad dental y qué consejos seguir?

La sensibilidad dental es una patología que se produce en la dentina, en la parte interna del diente que está en contacto con los estímulos. Suele afectar a las personas entre los veinticinco y cuarenta y cinco años, aunque a veces puede afectar a personas de otras edades. Y se detecta cuando se nota un dolor temporal y agudo en los dientes al realizar ciertas actividades como comer, ingerir bebidas o cepillarse los dientes. 

Aunque genera molestia, la mayoría de las veces los pacientes no lo consultan con su dentista y no piden una revisión para obtener una solución. Por lo tanto, gran parte de la población no conoce las causas y los consejos que deben seguir para evitar o calmar la sensibilidad dental. ¿Quieres conocerlos y mejorar tu problema con sensibilidad dental?, ¡Sigue leyendo!

 

Causas y soluciones de la sensibilidad dental (H2)

Hay que tener en cuenta que la sensibilidad dental puede tener diferentes orígenes entre las que destacan las siguientes:

El desgaste o la pérdida del esmalte de los dientes (H3)

Esto se puede producir cuando existe una rozadura del esmalte con otro objeto. Por ejemplo, un cepillado dental incorrecto, morder palillos o los bolígrafos o hacer uso de una pasta dentífrica abrasiva.

 

La abfracción o el roce de los dientes (H3)

Se produce en las personas con Bruxismo o en las personas que aprietan los dientes demasiado cuando mastican alimentos.

 

El consumo de alimentos ácidos (H3)

Como los refrescos o los alimentos cítricos. Puede afectar al esmalte y por tanto a la sensibilidad dental y de la misma manera, los ácidos gástricos internos también pueden dañar el esmalte cuando se produzcan vómitos habituales.

 

Los tratamientos odontológicos (H3)

Cuando se llevan a cabo algunos tratamientos dentales como la ortodoncia, que ejerce presión sobre los dientes, u otros tratamientos que eliminan la placa dental y el sarro (limpiezas dentales o blanqueamientos), se puede generar mayor sensibilidad dental.

 

Los tratamientos periodontales (H3)

Concretamente, la cirugía puede eliminar parte de las encías y generar recesión gingival.

 

Una dieta rica en azúcares (H3)

Abusar de los dulces o de alimentos con elevada cantidad de azúcares causa la proliferación de las bacterias que deterioran las encías y dejan expuestas las áreas sensibles de los dientes.  

 

Las caries (H3)

Cuando las caries atraviesan los dientes pueden producir sensibilidad. Y los empastes desgastados también se pueden considerar una causa de esta patología.

 

Las roturas en los dientes

Los dientes fracturados o con fisuras que alcanzan la dentina. Lo más recomendable en esa situación es usar una funda o corona dental, acudiendo inmediatamente a una clínica dental cuando se detecta.

 

Soluciones a las sensibilidad dental (h2)

Una vez se conocen las causas de esta enfermedad, cabe destacar algunas de las posibles soluciones a las que se puede recurrir cuando se sufre esta patología:

 

  • Pasta dentífrica desensibilizante: cuando se aplica varias veces una pasta de dientes de estas características, la sensibilidad dental puede quedar bloqueada.
  •  Fluoruro: Los dentistas profesionales pueden aplicar esto en cada uno de los dientes para disminuir el dolor, fortaleciendo el esmalte dental.
  • Injerto de encía: a través de la cirugía, si la raíz dental pierde tejido gingival se puede extraer ese tejido de otra parte de la boca y situarlo en el sitio afectado.
  • Tratamiento de conductos o endodoncia: este tratamiento es usado sobre todo cuando los nervios están dañados por las caries y se desea evitar infecciones.

 

Consejos para evitar la sensibilidad dental (H2)

  • Establece una dieta que evite o disminuya el consumo de alimentos ácidos y azucarados.
  • Corrige los hábitos perjudiciales, como es el uso del palillo.
  • Realiza un cepillado dental adecuado, sin usar una pasta dentífrica abrasiva. Para llevarlo a cabo puedes repasar las técnicas de cepillado con tu higienista de confianza y preguntarle qué pasta de dientes debes utilizar.
  • Empieza el tratamiento dental que te recomiende tu dentista para poner fin a la sensibilidad dental.
  • No cepilles los dientes nada más terminar de ingerir alimentos ácidos.
  • Evita el consumo de alimentos muy fríos o calientes.
  • Haz revisiones periódicas con tu dentista para detectar a tiempo causas potenciales de la sensibilidad dental.
  • Mantén una adecuada higiene bucodental.

 

Ahora que ya conoces todo sobre la sensibilidad dental, en Titanium Dental queremos que visites nuestro blog para seguir otros consejos o te pongas en contacto con nosotros cuando sufras esta patología. Sabemos que es molesta y  afecta a tu salud bucodental, ¡en Titanium Dental tenemos los tratamientos necesarios y muy buenos profesionales listos para mejorar tu salud dental!

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email