Cómo arreglar un diente astillado

En caso de que tengas un diente roto o astillado, debes saber que existen una amplia variedad de soluciones efectivas para arreglar esta situación.

Es importante aclarar que un diente roto o astillado no solamente afectará a la estética de tu boca, sino que también causará importantes problemas en la funcionalidad oral del paciente. 

A través de este artículo explicaremos cómo arreglar un diente astillado, por lo que estamos ante una información que será de mucha utilidad. 

 

Métodos de reparación en caso de diente astillado

Antes de explicar las alternativas que tenemos a nuestro alcance en caso de rompernos un diente, es preciso conocer las acciones que tenemos que llevar a cabo antes de visitar al dentista. 

En primer lugar, debemos enjuagarnos con agua tibia y, en caso de sangrado, aplicaremos presión en el área y usaremos una compresa para reducir la hinchazón. 

Además, en caso de que sea posible, intentaremos colocar el diente caído en la cavidad oral mediante la ayuda de una gasa.  

Si tenemos un diente astillado es indispensable acudir a un especialista para que nos ofrezca una solución efectiva y adaptada a las necesidades de cada paciente. 

En caso de que los daños sean menores, es muy probable que se opte por el pulido y alisado de los bordes, un proceso simple, rápido e indoloro que nos permitirá recuperar la estética y funcionalidad oral. 

Hay que hablar de la endodoncia, como otra de las alternativas más habituales que se llevan a cabo en aquellos pacientes que cuentan con un diente astillado. Una vez que haya finalizado este proceso se colocará una corona para proteger el diente. 

La endodoncia no solamente es una opción idónea en caso de que tengamos un diente roto o astillado, dado que también es el tratamiento ideal para recuperar aquellas piezas dentales que cuentan con el nervio dental afectado, siendo la caries una de las enfermedades que afectan al nervio. 

Continuamos hablando acerca de los métodos de restauración recomendables para solucionar un diente roto y es momento de recalcar las carillas dentales como una de las propuestas más estéticas y efectivas. 

Esta intervención es aconsejable en los dientes frontales, y consiste en aplicar unas finas láminas que se adhieren sobre el diente a través de un cemento especial, con la ventaja añadida de que son una solución que se adapta a una amplia variedad de situaciones. 

La cirugía puede ser otra propuesta perfecta en caso de que un paciente cuente con un diente roto. Hay que tener en cuenta que los molares suelen contar con más de una raíz, por lo que, si se fractura una raíz, es posible llevar a cabo la amputación de esta con la finalidad de salvar la pieza dental.

Hay que aclarar que este proceso de cirugía también incluye el procedimiento de conducto radicular, conocido con el nombre de endodoncia, así como la posterior colocación de una corona dental. 

En último lugar, hay que mencionar la extracción del diente como otra posibilidad. Sin duda, se trata de la última alternativa y es que el objetivo del especialista será, siempre que sea posible, salvar la pieza al paciente. Sin embargo, en caso de que la grieta sea muy profunda, es preferible la extracción del diente.

Sea como sea, hay que saber que existen una amplia variedad de tratamientos que nos ayudarán a recuperar la pérdida de dientes y, en este sentido, mencionaremos el implante dental como la solución más aconsejable. 

En conclusión, a través de este artículo hemos conocido las múltiples alternativas que tenemos en caso de tener un diente astillado o roto, así que podrás escoger aquella opción que mejor encaje con tu situación. 

COMPÁRTELO
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email