Encía separada del diente: causas y tratamiento

Las encías son una zona que debemos cuidar mucho si pretendemos mantener una sonrisa sana y bonita. 

Ellas son las encargadas de cubrir la raíz del diente protegiéndolo de las bacterias que puedan provocar infecciones. 

Uno de los problemas de un cuidado deficiente, es el de la encía separada del diente. Esta anomalía conlleva, además del despegue del diente, el deterioro de la propia encía, dejando al descubierto la raíz y volviéndola vulnerable a las posibles infecciones futuras.

En Titanium Dental te daremos más detalles sobre encía separada del diente: causas y tratamiento.

 

Periodontitis

Las encías retraídas son una de las patologías más habituales en la salud dental. No solamente repercute en las obvias razones estéticas, sino que también puede derivar en graves problemas de salud.

También llamada periodontitis, esta enfermedad inflamatoria afecta a los tejidos que rodean el diente (periodonto). Se debe diagnosticar con premura, puesto que se corre el riesgo de la perdida dental además de otros perjuicios para la salud.

Hay indicios que te pueden avisar de que tienes problemas gingivales o periodontitis. Por ejemplo, fíjate su tus encías se encuentran retraídas dejando vista su raíz. 

Otro indicio es sentir una mayor sensibilidad dental o incluso que percibas que tus dientes son más largos.

En resumen, los síntomas que alertan de una posible periodontitis son:

  • Sangrado de encías y enrojecimiento durante el cepillado
  • Mal aliento
  • Pérdida de encía
  • Movilidad o separación de los dientes
  • Hipersensibilidad al frío
  • Aparición de abscesos o flemones en la encía.

Causas de la encía separada del diente

La causa de las enfermedades periodontales proviene de la acción bacteriana. Hay más de 700 tipos de ellas que residen permanentemente en la boca y se adhieren a los dientes y encías. 

A veces, la razón se debe a una higiene oral defectuosa o incorrecta, lo que invita a las bacterias a crecer, agruparse y acumularse en forma de placa bacteriana.

También se pueden refugiar en los surcos de las encías, saliva, lengua e incluso en las cerdas del cepillo dental. 

Otros factores que provocan la retracción de encías son:

  • Cepillarte los dientes de forma muy fuerte, desgastando el esmalte.
  • Rechinar o apretar los dientes de manera regular.
  • Fumar tabaco, lo cual aumenta las posibilidades de provocar que la encía se separe.
  • Periodontitis, donde las encías forman bolas que pueden infectarse.

Tratamiento para encías separadas

El tratamiento para la periodontitis es una limpieza bucal y un posterior raspado y alisado radicular. 

Se utiliza anestesia y se suelen necesitar dos sesiones de una hora cada una. Con este raspado, se elimina el sarro y la placa bacteriana de la encía. Es fundamental tratar este problema para evitar que incluso podamos llegar a perder los dientes.

El tratamiento para la gingivitis consiste en la limpieza de las bacterias que se hayan acumulado, mediante la eliminación de la placa dental. Este tratamiento es denominado profilaxis profesional o más comúnmente conocido como limpieza bucal.  

Es fundamental explicar al paciente cómo se deben cepillar los dientes y encías adecuadamente, para que no vuelva a reproducirse la gingivitis. 

Esperamos haber aclarado todas las dudas acerca de la encía separada del diente: causas y tratamiento.

COMPÁRTELO
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email