Enjuages bucales. Todo lo que deberías saber

¿Qué es el enjuage bucal?

El enjuague bucal es una herramienta para mantener la salud dental, debido a que su uso evita enfermedades bucales. Algunas de las enfermedades bucales que se pueden evitar haciendo uso de esta práctica son; el sarro, las caries y la sensibilidad dental. Además, permite mantener el blanco de tus dientes.

 Pero, puede que todavía te estés haciendo estas preguntas: ¿Con qué frecuencia debo hacerme un enjuague bucal? ¿Qué ventajas tiene su uso? ¿Cómo hay que usarlo?¿Qué enjuague bucal debo comprar?

 Frecuencia con la que debes hacerte un enjuague bucal y modo de empleo 

Para conseguir un resultado eficiente debes usarlo de 2 a 3 veces al día después del cepillado dental y uso del hilo dental durante treinta segundos o un minuto y después escupirlo.

Su cantidad, debe estar entre 10-15 ml y no se debe usar con agua porque perderá su eficacia a no ser que el propio producto lo indique.

Además, hay que tener en cuenta que dependiendo del enjuague bucal que se use, la frecuencia de uso correcta y el modo de empleo puede variar, por tanto, es recomendable informarse de nuevo, una vez se ha comprado el enjuague bucal.

Ventajas que aporta el enjuague bucal:

 

  • Elimina la Halitosis: el mal aliento se produce por la acumulación de la placa bacteriana producida en la boca. El uso de un enjuague bucal junto al cepillado lo evita.
  • Evita padecer la gingivitis: la mala higiene bucal favorece la presencia de esta enfermedad en las encías provocando su irritación, pero con el uso adecuado del enjuague bucal y el cepillado dental, se puede mejorar la higiene bucal y por tanto evitar la aparición de esta enfermedad.
  • Evita las Caries: el uso de un enjuague bucal ayuda a eliminar las bacterias de los dientes que provocan la aparición de las caries.
  • Ayuda a la Hipersensibilidad Dentaria: esta enfermedad la sufren sobre todo las personas adultas, y a veces es provocada por la Gingivitis o la aparición de las caries, por tanto, utilizar un enjuague bucal de forma adecuada puede paliar la hipersensibilidad Dentaria.
  • Previene la descalcificación: algunos tipos de enjuagues bucales aportan calcio favoreciendo concretamente a los niños con ortodoncia.
  • Impide la aparición de Aftas Bucales: una Afta Bucal es una Úlcera o Llaga abierta y dolorosa en la boca y actualmente ya hay modelos de enjuagues bucales que evitan su presencia.

 

Tipo de Enjuagues Bucales que podemos encontrar 

Dependiendo de las características y necesidades de nuestra boca, nuestro dentista profesional nos puede ofrecer el enjuague bucal que más se adapte a nuestros dientes.

Pero cabe destacar que en el mercado podemos encontrar los siguientes tipos:

 

  • Enjuagues bucales con flúor: usar flúor es muy importante para los niños. Este tipo de enjuague protege los dientes frente a los ácidos que se producen por la placa bacteriana y el flúor que contiene cubre el esmalte dental y evita la aparición de las caries.
  • Enjuagues antisépticos:  su función es controlar la placa bacteriana e impide la Gingivitis. Además, también es usado después de una cirugía en la boca o de hacer tratamientos periodontales porque favorece la curación y disminuye los microbios, evitando infecciones. 
  • Enjuagues bucales estéticos: son los más simples que podemos encontrar en el mercado. Y su fin es eliminar los restos alimenticios que pueden quedar tras cada comida realizada una vez se ha realizado el cepillado dental y se ha hecho uso del hilo dental.  Además, aporta una sensación de frescor dependiendo del sabor que se escoja.

 

Recomendaciones que se deben tener en cuenta antes de usar un enjuague bucal 

Cualquier persona, antes de usar un enjuague bucal, debe consultárselo a su dentista para saber si es el más apropiado para su boca y además obtener más información sobre el modo de empleo.

También, una vez se ha comprado el producto, se deben leer las recomendaciones de la propia marca y no se debe sustituir el enjuague bucal por un cepillado dental.

Y, por otra parte, hay que tener en cuenta que algunos enjuagues bucales contienen alcohol, por tanto, si es para un niño o para una persona con la boca sensible, usar un enjuague con alcohol no es recomendable.

Una vez hayáis leído este post, desde Titanium Dental, esperamos que seáis conscientes de la importancia que tiene hacer diariamente un enjuague bucal después de 2 o 3 cepillados y usar el hilo dental. Además, os recomendamos que sigáis acompañando el enjuague bucal con nuestras revisiones bucodentales en cualquiera de nuestras clínicas para conseguir una higiene dental impecable. Por tanto, si todavía no te la has hecho , ¡Pide tu cita!

También esperamos que este post haya resuelto tus dudas pero si no es así, no dudes en contactar con nosotros y visitar nuestro blog.

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email