Estas son las partes de un implante dental

El implante está considerado como uno de los métodos de restauración dental que tiene mayor popularidad hoy en día, siendo un tratamiento que nos permite recuperar la estética y la funcionalidad oral tras la pérdida de un diente. 

Además, hay que tener en cuenta que es una solución idónea para la pérdida de varias o la totalidad de piezas dentales. 

¿Qué partes tiene un implante? En Titanium Dental te explicaremos las distintas partes de un implante dental y estableceremos las funciones de cada una de ellas. 

estas-son-las-partes-de-un-implante-dental

Partes de un implante dental

Es momento de entrar en materia y conocer los diferentes elementos que conforman el implante. Empezamos hablando del tornillo o implante que tiene la función de hacer de raíz y, para ello, se integrará en el hueso maxilar para poder sujetar la corona. 

El implante, que está fabricado a través de titanio biocompatible, se inserta en el hueso maxilar en un proceso que se lleva a cabo mediante anestesia local, por lo que el paciente no sentirá dolor durante la intervención. 

Este pequeño tornillo, a su vez, está formado por distintos componentes

  • El modulo de cresta, que es la parte superior del implante. 
  • El cuerpo, que representa la parte intermedia
  • El ápice, es decir, la punta que quedará alojada en la parte más profunda del hueso maxilar. 

Continuamos hablando acerca de las diferentes partes de un implante dental y hay que hacer referencia al pilar transepitelial, que es como se conoce la porción de la fijación que emerge de la boca y que tiene como función garantizar que el implante y la corona se adapten a la perfección. 

Para que esta conexión sea posible, hay que aclarar que este pilar quedará unido al implante mediante un tornillo, mientras que otro de los detalles más característicos del pilar transepitelial es que está fabricado mediante cerámica o titanio. 

Finalmente, hay que hablar de los distintos tipos de pilares que existen en la actualidad y su uso dependerá del tipo de implante que se coloque. 

Por ejemplo, tenemos el pilar para atornillado, una opción muy común y que consiste en un tornillo o rosca que nos ayudará a fijar la prótesis. 

El pilar para cementado consiste en un muñón que está especialmente indicado para colocar un puente, mientras que el pilar para un retenedor es la pieza que se usa para anclar una prótesis removible. 

En último lugar, mencionaremos la corona o prótesis como otra de las partes de un implante dental y la principal característica de este elemento es que se trata de la parte visible ya que simula al diente natural. 

Hay que aclarar que, hoy en día, podemos encontrar coronas que nos ofrecen una estética y una funcionalidad óptima, siendo la porcelana o el zirconio algunos de los materiales más comunes que podemos encontrar.

En esencia, podemos determinar que el implante está dividido en tres partes; tornillo, pilar transepitelial y corona o prótesis. ¿Conocías toda esta información? 

COMPÁRTELO
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en email