¿Qué alimentos debo evitar para no manchar mis dientes?

Todos sabemos que para conservar una sonrisa deslumbrante es esencial mantener una buena higiene bucodental. Sin embargo, muchos pacientes desconocen que hay alimentos y bebidas que contribuyen a la aparición de caries y manchas en la dentadura. Por ello, os dejamos un listado de alimentos que debéis evitar para no manchar vuestros dientes. Estas recomendaciones no significan que eliminéis o quitéis de vuestra dieta la ingesta de esta clase de alimentos-bebidas sino que son consejos útiles para que mantengáis unos dientes relucientes y seáis conscientes de sus consecuencias en el esmalte dental.

Alimentos que manchan los dientes

Las bebidas son las que más daño causan a nuestro esmalte. Su ingesta es superior en cantidad y volumen a los alimentos sólidos y además, su estado líquido penetra en la porosidad del esmalte lo que facilita la creación de caries y manchas.

Vinos. El vino blanco como el tinto presentan taninos y cromógenos en su composición, unos elementos que por su acidez ocasionan daños a la estética de la dentadura. Un consumo periódico y desmesurado del vino puede llegar a oscurecer el color de los dientes y tintarlos en tono morado.

Café. Esta bebida es una de las más habituales en los desayunos. Su alta concentración en cromógenos y su uso diario, decolora con el tiempo el color natural de los dientes.

Té. Los taninos son unas sustancias que se encuentran muy presentes en tés e infusiones, lo que fomenta el oscurecimiento de la dentadura. Las más dañinas son el té negro y el rojo porque tinta los dientes de color amarillo.

Refrescos. En este grupo entrarían las bebidas energéticas y la gaseosa. Su alto contenido en azúcares añadidos está demostrado que daña muy gravemente el esmalte. El uso de diario de esta clase de bebidas pueden producir caries u otros efectos negativos para la salud.

Frutas y verduras con fuerte pigmentación. Los arándanos, las cerezas, la remolacha son un peligro para nuestros dientes. Su potente pigmento hace que se solidifique a la pieza dental y sea difícil de quitar.

Salsas. Las salsas con potente coloración como la salsa de soja o el vinagre de Módena son capaces de poner en riesgo el esmalte y producir manchas en los dientes.

Caramelos. La alta cantidad de azúcares que suelen llevar en su composición favorece la aparición de manchas.

Alimentos que fortalecen y contribuyen a una sonrisa blanca

A pesar de que hay muchos alimentos que contribuyen a la creación de manchas, existen otros productos que en cambio, sí que ayudan a mantener la higiene bucodental de nuestros dientes.
En líneas generales, las frutas que presentan una textura fuerte y fibrosa como por ejemplo la manzana, son alimentos que ayudan a la limpieza del esmalte. Esto es porque durante el masticado se segrega saliva, un elemento esencial que elimina los ácidos perjudiciales para el esmalte. Otros buenos alimentos que actúan para mantener una sonrisa blanca son las zanahorias, las espinacas o la coliflor.

Los lácteos como el yogur, el queso y el resto de derivados están compuestos por ácido láctico que también colaboran en la segregación de saliva. Además, elementos como el calcio fortalece nuestra dentadura.

En cualquier caso, los especialistas de Titanium Dental aconseja un consumo moderado de estos alimentos (siempre que se quiera mantener el color natural de los dientes) y un buen cepillado y enjuague bucal tras la ingesta de estos productos. De esta forma, podrás reducir el impacto dañino sobre el esmalte y al mismo tiempo, disfrutar de una blanca sonrisa. También disponemos de diferentes tipos de tratamientos dentales para cuidar la salud de tus dientes.

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email