Qué son los dientes de Hutchinson y cómo tratarlos

Los dientes de Hutchinson son una afección dental que se presenta en la infancia y que está relacionada con la existencia de sífilis congénita.

Suelen ser muy fáciles de reconocer a simple vista, ya que la forma de los dientes es muy particular, y se requiere una detección temprana del problema para poder darse un tratamiento efectivo. Suelen estar asociados a problemas de visión y audición.

CAUSA DE LOS DIENTES DE HUTCHINSON: LA SÍFILIS

Los dientes de Hutchinson son causados por la sífilis congénita, es decir, se da en aquellos casos en que la madre tiene sífilis, una enfermedad de transmisión sexual causada por una bacteria llamada Treponema Pallidum, y la transmite directamente al feto.

Esta enfermedad, muy frecuente antes de la generalización del uso del preservativo, sigue constituyendo un grave problema de salud pública a escala mundial. Y es que la sífilis puede ser difícil de detectar.

Datos sobre la sífilis

Se inicia con úlceras en genitales, recto o boca, pero estas pueden ser indoloras en las etapas iniciales de la infección, por lo que hay quién no se da cuenta de que la padecen.

Según la  OMS, 6.700.000 personas se infectan cada año, de los cuales más de un tercio son mujeres, y entre un 18 y un 50% de las enfermas de sífilis embarazadas transmitirán la infección al niño.

Esta transmisión de madres a hijos se produce durante el tercer o cuarto mes de embarazo y muchas veces causa la muerte del niño, ya sea antes del parto o poco después de nacer.

En los casos en que el niño sobrevive, se producen en él secuelas de distinto tipo, que casi siempre incluyen lo que se conoce como “la tríada de Hutchinson", que incluye afección en boca, ojos y oídos y que fue estudiada por Sir Jonathan Hutchinson a finales del siglo XIX.

La alteración en la forma de los dientes se debe a que estos no se forman hasta pasado el cuarto mes de embarazo, entre las semanas 16 y 18, y en esa etapa la sífilis ya está presente en el feto.

Por eso es muy importante que, ante la duda de poder haber contraído una ETS, la embarazada acuda al médico, ya que si se trata antes de la semana 12 puede evitar que la infección pase a su bebé.

CÓMO RECONOCER LOS DIENTES DE HUTCHINSON

Cómo indicábamos al principio, los dientes de Hutchinson son relativamente sencillos de reconocer, ya que su forma es muy característica.

Puede ser que los síntomas no sean detectables justo tras el parto, pero se  desarrollan a medida que los niños crecen, y la deformidad en la dentición ya es perfectamente visible a los 5 o 6 años, cuando empiezan a aparecer los dientes permanentes.

Los dientes más afectados suelen ser los incisivos y caninos, aunque la deformidad se puede dar en cualquier pieza.

Entre las características más apreciables de los dientes de Hutchinson están las siguientes:

  • Dientes erosionados, en forma de clavija con una muesca en el centro o con terminaciones onduladas, más habitualmente en la dentadura superior. En los incisivos superiores la forma es similar a un cabezal de destornillador.
  • Dientes muy afilados y estrechos
  • Dientes muy pequeños
  • Dientes muy separados, como si faltasen piezas
  • Manchas blancas en la superficie
  • Adelgazamiento (hipoplasia) o incluso desaparición (aplasia) del esmalte dental, lo cual deja expuesta la raíz.

En todo caso, siempre será el dentista, o el médico de cabecera quién debe valorar si los síntomas se deben a esta afección o a cualquier otra causa. La sífilis puede detectarse con análisis de distinto tipo y, dependiendo de lo avanzada que esté la enfermedad, podrá valorarse un posible tratamiento.

TRATAMIENTOS PARA LOS DIENTES DE HUTCHINSON

El tratamiento de los dientes de Hutchinson será distinto dependiendo de cuando se detecte el problema. Si la detección es temprana puede que se pueda tratar con antibióticos, especialmente con penicilina.

Pero si el tratamiento se inicia más tarde, implicará sí o sí intervención del dentista, ya que seguramente será necesaria una restauración dental. En todo caso, los tratamientos deberán adecuarse a cada caso específico.

HIGIENE DENTAL

Mantener una correcta higiene dental es importante siempre, pero es especialmente necesario cuando los dientes son irregulares o tienen huecos, ya que en ellos se pueden acumular restos que pueden acabar causando graves problemas.

Por eso, hay que realizar cepillados tras cada comida, usar hilo dental y, siempre que sea posible, también algún tipo de colutorio.

TRATAMIENTOS DE RECONSTRUCCIÓN

Tras la aparición de la dentición definitiva, se pueden realizar distintos tipos de tratamiento para mejorar el aspecto y la funcionalidad de los dientes de Hutchinson.

Si los dientes simplemente tienen terminaciones onduladas o hendiduras, una buena opción puede ser colocar una corona de composite o porcelana o realizar un empaste para rellenar los huecos.

Eso le devolverá a la dentadura un aspecto normal, sin necesidad de extraer ni reemplazar piezas.

Pero en algunos casos sí que es necesaria una extracción, ya que hay veces en que los dientes carecen de esmalte hasta tal punto que la raíz puede haberse resentido y, en ese caso, extraer y sustituir por un implante o una prótesis removible es imprescindible.

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email