Todo lo que debes saber sobre la salud dental de los niños

Al nacer, tenemos una dentadura primaria que está compuesta por veinte dientes de leche. Es decir, no son los dientes definitivos. Aunque esos dientes se vayan a caer para dar paso a la dentadura definitiva, es muy importante que los padres se informen sobre el cuidado de los dientes de sus hijos y les enseñen hábitos de higiene dental adecuados que mantendrán a lo largo de sus vidas. 

Te estarás preguntando: ¿Cuáles son los problemas que más afectan a la salud dental de los niños?, ¿qué tips podemos seguir?, ¡sigue leyendo!

 

Problemas que más afectan a la salud dental de los niños

 

Las caries

Es frecuente la aparición de las caries en los niños porque durante la infancia toman muchos alimentos con azúcar y no tienen consciencia sobre la importancia que tiene cuidar la higiene dental. Su aparición puede generar infecciones, pérdida de dientes y la alteración de la alienación de los dientes permanentes. Por eso es tan importante llevar un control de la ingesta excesiva de dulces y del mantenimiento de una rutina de aseo adecuada.

La maloclusión dental

La oclusión dental incorrecta es uno de los principales problemas en los niños, y aunque puede ser dental, esquelética, funcional y dentoesquelética, lo más recomendable es que sean los profesionales los que hagan una revisión y decidan si es necesario o recomendable un tratamiento u otro. La ortodoncia antes de los siete años puede evitar el agravamiento e incluso acabar con esa maloclusión. Combinar una comida equilibrada con alimentos blandos y otros más duros junto con una supervisión periódica de la boca del niño es muy útil a la hora de enfrentarse a un problema de este tipo.

La gingivitis

Esta patología suele aparecer con mayor frecuencia en los adultos, pero algunos estudios indican que a partir de los cinco años ya puede estar presente en los niños. Ocurre cuando las encías se inflaman y adquieren un color más enrojecido. Es muy importante tratar este problema pronto porque puede derivar en la periodontitis.

El bruxismo

El bruxismo también se asocia más con los adultos. Sin embargo, si aparece en los niños, se debe controlar y tomar las medidas necesarias. Suele derivarse de momentos de estrés en casos puntuales, pero si hay síntomas de que se está prolongando, lo mejor es preguntar a tu odontólogo de confianza y poner una solución a largo plazo.

Traumatismos dentales

Durante la infancia los niños están continuamente en movimiento y en determinadas momentos, como cuando están jugando, a veces se caen y su boca se ve afectada. Ante estas situaciones se debe actuar de forma inmediata y llevar al niño junto a su dentista de confianza y de manera urgente. Es irrelevante si se trata de un accidente donde se haya dañado una pieza de leche o la dentadura definitiva porque se debe de poner un remedio preventivo por si esa caída ha podido afectar al diente definitivo de abajo.

La higiene dental deficiente

El cuidado dental inicia desde los primeros días después del nacimiento. Se suele usar una gasa húmeda para limpiar las encías de los recién nacidos aunque solo se inicie el cepillado dental una vez asome el primer diente del niño . Después, los padres deben encargarse de que tras cada comida sus hijos se cepillen los dientes con ayuda (o solos conforme vayan creciendo). Sobre todo, se les debe enseñar técnicas adecuadas que mejoren su higiene y pedir a los dentistas que se las indiquen. 

 

Algunos hábitos perjudiciales

Algunos hábitos que tienen los niños (como el uso del chupete o chuparse el dedo) pueden afectar en el desarrollo de sus dientes. Lo recomendable es que a partir de los dos años y medio los niños no usen el chupete (y evitar que lo unten en miel o azúcar).

También hay que tener en cuenta que los niños, a la hora de practicar deporte, deben estar protegidos. Ahí es donde sus dientes tienen riesgo de algún tipo de daño. Para prevenirlo pueden hacer uso de una férula infantil.

 

Consejos para la salud dental de los niños

  • Enséñales a los niños una rutina de higiene bucal: Esto es esencial porque mediante el uso del cepillado dental diario, por la mañana y por la noche, se evitan algunas patologías como las caries, que afectan a la boca.
  • Realiza en los niños un cepillado dental sin pasta hasta los dos años.
  • Lleva al bebé al odontólogo: A partir del primer año, para controlar el desarrollo de sus dientes.
  • Elige un cepillo de dientes adecuado: Escoge un cepillo de dientes de cerdas suaves y de un tamaño adecuado para los dientes de los niños. No obstante, si el cepillo es grande para el niño, hay que ayudarle colocando la mano por encima de la suya a la hora de sujetar el cepillo de dientes.
  • Enséñales técnicas: Para que los niños aprendan a cepillarse los dientes limpiando las zonas de los dientes interiores y exteriores y la lengua, ¡los padres tienen que ser los profesores de la higiene dental de sus hijos!
  • Usa una pequeña cantidad de dentífrico: para hacer el cepillado dental en los niños es necesaria una menor cantidad de pasta de dientes que en el de los adultos, ¡el tamaño de sus dientes es menor!
  • Haz el cepillado divertido: Esto hará que los niños consideren que cepillarse los dientes es algo que les gusta y, por lo tanto, no se negaran a hacerlo. Se consigue poniéndoles música divertida a la vez que se cepillan los dientes, comprándoles una pasta de dientes de sus dibujos preferidos, bailando,... ¡la imaginación al poder!
  • Evita el consumo de azúcares: Sustituyelo por otros componentes que eviten la aparición de caries en los dientes.
  • Conviértete en un ejemplo para los niños: Este aspecto es muy importante porque los niños tienden a imitar lo que sus padres hacen y a aprender de ellos. Lo puedes lograr lavándote los dientes o usando flúor junto a ellos.
  • Cambia los cepillos dentales: los cepillos se deben cambiar cada tres o cuatro meses, e incluso antes, si el niño ha tenido alguna enfermedad. Los filamentos de los cepillos de dientes se deterioran con el paso del tiempo y pierden su eficacia.
  • Ten en cuenta que la paciencia es la clave: Se debe de intentar que los niños vayan adquiriendo técnicas de la higiene dental a su ritmo y tengan motivación en la aplicación de ellas y en el cuidado de su salud dental.
  • Haz uso del hilo dental: Utilizar el hilo dental es recomendable a partir de los doce años porque hay zonas de la boca con mayor dificultad para cepillarlas donde se pueden quedar algunos restos de los alimentos. Antes, podría ser peligroso, sobre todo si lo hacen sin supervisión.
  • Visita al dentista de forma periódica: Lleva a los niños al dentista cada seis u ocho meses hasta que tengan doce años. Gracias a las revisiones se pueden prevenir posibles problemas dentales y conseguir mantener una higiene dental adecuada.

 

Una vez leído este post y conociendo un poco más en detalle las enfermedades que pueden dañar los dientes de tus hijos, en Titanium Dental  esperamos que continues leyendo nuestro blog para conocer otros consejos sobre la salud dental o te pongas en contacto con nosotros para concretar las revisiones dentales de tus niños. ¡Tu salud dental y la de tus hijos es nuestra mayor preocupación!

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email