Tabaco y salud oral: ¿Cómo afecta el tabaco a mi salud bucodental?

En España, el 22% de la población se declara fumadora diaria y un 2% son fumadores ocasionales según el estudio de Europa Press Data. Además, nuestro país tiene una edad de inicio que es muy baja en comparación a otros países europeos, colocándonos en una media de trece años. 

Tabaco de liar, de mascar, en cajetilla, largos, cortos, de cachimba, puros… Lo cierto es que existen tantas marcas y formas de tabaco como uno quiera encontrar. La variedad es enorme, igual que los efectos perjudiciales de este mal y común hábito.

Pongamos un ejemplo. En el caso del más común, el tabaco industrial que se vende en cajetillas, de las 7000 sustancias que contiene un cigarro, al menos 250 se sabe que son dañinas; de las 250, 69 son cancerígenas.

Según un informe de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración junto con el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo: “El humo del tabaco contiene más de 4.700 sustancias tóxicas capaces de deteriorar el funcionamiento de casi todos los órganos y sistemas”

 Asusta un poco, ¿verdad? 

Algunos de los problemas del tabaco para la salud

Aunque acabamos de mencionar el cáncer, quizás el más conocido de los efectos nocivos del tabaco, si investigamos un poco más, descubrimos que la lista bien podría ser infinita. 

Por nombrar algunos, os presentamos los siguientes: 

  • Pérdida de visión
  • Hipertensión
  • Coágulos sanguíneos
  • Cáncer de varios tipos: Los más comunes asociados al tabaco son los de pulmón, boca, nariz, laringe, esófago, garganta, estómago, vejiga, riñón, páncreas, cuello uterino, colon, recto y senos paranasales.
  • Enfermedades cardíacas
  • Disminución del gusto y el olfato
  • Esterilidad
  • Problemas durante el embarazo (tanto daños en el feto como complicaciones en el parto)
  • Muerte prematura

Y no, ninguna de las variedades del tabaco se salva (por muy inofensivas que nos parezcan las cachimbas). Y otra vez no, aunque pienses que tu consumo es bajo como para que esto te incumba, siento decirte que el hecho de fumar un cigarro diario es más que suficiente para sufrir la lista de enfermedades mencionadas más arriba. 

Cómo afecta el tabaco a tu salud bucal

A la infinita lista de razones para dejar de fumar se le suman todos aquellos problemas que afectan de forma directa a la salud oral.

Si los pulmones o el corazón se ven altamente afectados por el consumo de tabaco, ¿te puedes imaginar las consecuencias que tiene este hábito en la puerta de entrada al humo?

  1. Cáncer bucal. El carcinoma oral de células escamosas supone el 90% de los cánceres de cabeza y cuello, riesgo que aumenta de forma exponencial a medida que aumenta el consumo. Es decir, a mayor consumo mayor riesgo, siendo el 85% de los casos de grandes fumadores. Si además este consumo de tabaco se mezcla con el consumo de alcohol, este riesgo aumenta hasta un 90%.
  2. Candidiasis oral. Aunque se desconoce el motivo de la relación entre esta patología y el tabaco, está demostrado que quienes fuman tras un tratamiento vuelven recaer en esta infección y que, en ocasiones, la infección desaparece dejando de fumar. Evidencias más que suficientes, ¿no te parece?
  3. Melanosis del fumador. Sí, esas molestas manchitas marrones que aparecen en las encías del fumador tienen nombre y apellidos. Estas manchas aparecen por el exceso de producción de melanina causada por las sustancias químicas presentes en el cigarrillo.
  4. Afectación periodontal. Ya en la década de los 40 se empezó a investigar la relación entre la periodontitis y el tabaco. Esta enfermedad de origen bacteriano supone una destrucción del tejido que `sujeta´ el diente. Aunque esto puede ocurrir también por otros motivos como una higiene deficiente, lo cierto es que los estudios han concluido que los fumadores tienen entre 2,5 y 6 veces más riesgo de perder ese soporte y, con el tiempo, el diente. Además y para empeorar esto, los fumadores cicatrizan peor, respondiendo de peor forma a los posibles tratamientos.
  5. Lesiones necróticas. La aparición de gingivitis ulcerativa es mayor en fumadores, siendo similares a las lesiones en personas afectadas con VIH.
  6. Halitosis o mal aliento.

Problemas A todo esto se le añaden los evidentes y molestos problemas estéticos:

  • Decoloración y aparición de manchas en los dientes
  • Arrugas en el contorno labial 
  • Dientes amarillos

Dejar de fumar para mejorar tu sonrisa

Si piensas que ya es tarde te equivocas. A pesar de que algunos de los efectos de un consumo prolongado son irreversibles, muchos otros de los que hemos comentado pueden mejorar con el simple hecho de dejarlo, y en el caso de los problemas bucodentales en Titanium Dental podemos ayudarte. 

Con el tratamiento adecuado, nuestros profesionales harán que las manchas dentales y la decoloración dejen de ser un problema. Lo mismo ocurre con la gingivitis, los problemas periodontales o la pérdida de piezas. 

Blanqueamiento, implantes, periodoncia… tenemos el tratamiento que necesitas.

Si te ha gustado, en nuestro blog puedes encontrar más consejos y razones para adquirir buenos hábitos y cuidar tu salud empezando por la boca.

Si tienes alguna consulta, llámanos o visita la web de Titanium Dental.

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email