Tengo herpes labial. ¿qué puedo hacer?

El herpes labial es una infección vírica que se contagia de una persona a otra a través de contacto cercano (como un beso). Afecta a labios, boca y encías por lo que es una cuestión de salud bucodental. 

Tener herpes labial es más común de lo que imaginas. Y desde Titanium Dental consideramos que es importante que sepas sobre esta infección, sobre todo si ahora lo tienes y te estás preguntando: ¿qué puedo hacer?

Etapas del herpes labial:

Los síntomas de esta infección aparecen entre 2-14 días tras el primer contacto con virus y duran de 2 a 4 semanas. El proceso es el siguiente:

  1. Hormigueo o ardor: La sensación de picazón alrededor del labio es el síntoma que nos avisa del herpes labial justo antes de que aparezca la mancha oscura característica.
  2. Ampollas: Se generan ampollas pequeñas llenas de líquido. Puede aparecer justo en el borde donde se une la piel del labio con el resto de la cara o extenderse por nariz y mejillas.
  3. Supuración: Estas ampollas explotarán tras alcanzar su máximo convirtiéndose en llagas abiertas que supuren líquido.
  4. Costras: Finalmente se convertirán en costra y se irán curando hasta no dejar rastro. 

¿Cuándo se produce?

Esta infección no tiene cura pero sí se puede tratar para que quede inactiva, pero se reactivará en determinadas ocasiones como por el avance hacia el invierno, los días se hacen más fríos y bajan las defensas de nuestro organismo. Es ahí cuando reaparece de nuevo el herpes labial. También puede reaparecer por cambios hormonales, exposición prolongada al sol, estrés y cansancio.

¿Qué puedes hacer cuando te sale un herpes labial?

Como ya hemos dicho anteriormente, aunque no existe cura a día de hoy para el virus causante del herpes labial (VHS-1), sí que podemos daros una serie de pautas para deshacernos de la infección con mayor rapidez, reducir su reaparición recurrente y prevenir infectar a otras personas.

  • Consulta con tu médico: No será necesaria ninguna prueba invasiva para que tu médico reconozca tu herpes labial (con unas simples preguntas bastará) y te recetará cremas, pomadas o pastillas que reduzcan el malestar que puedas llegar a sentir con las ampollas y los días de curación. Estos tratamientos también te ayudarán a que la reaparción de este herpe labial sea prolongue en el tiempo.
  • Cómo evitar la cantidad de brotes: Si una bajada de las defensas son la causante de los brotes de esta infección, lo lógico es evitar que eso ocurra resguardándonos del frío y reduciendo el estrés. También se debe de evitar el exceso de luz solar usando bálsamo labial con protección solar incluida, y crema solar durante todo el año.

  • Cómo prevenir el contagio a otras personas y a otras zonas del cuerpo: Es un virus muy contagioso por lo que se debería de evitar cualquier contacto directo con la zona donde suele salir y con objetos personales que se usen en ese área. Aunque esté inactivo es contagioso, pero muchísimo menos que cuando salen las ampollas y supuran.

    Evitar usar cubiertos, toallas, cuchillas de afeitar, bálsamo labial, botellas,...que haya usado previamente la persona infectada. Lo ideal es que ésta, avise previamente para que las personas de su alrededor estén atentas y tomen precauciones. Este virus también se puede transmitir a otras zonas del cuerpo por lo que es recomendable lavarse las manos a menudo y tener utensilios personales que se usen exclusivamente para esa zona.

 

La salud bucodental es algo a tomarse muy en serio, aunque sin llegar a la obsesión. Al fin y al cabo, el herpes labial es algo muy común pero no impide hacer vida con normalidad. Esperamos que con este post de Titanium Dental hayamos resuelto algunas dudas sobre el Herpes labial y qué hacer en el caso de tener que convivir con esta infección vírica.

 

 

COMPÁRTELO
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email